¿QUÉ
ES?

¿QUÉ LA TERAPIA FLORAL

Las esencias florales son preparados vibracionales que conservan la cualidad energética única de una flor determinada. La flor mantiene una energía y un patrón de información propio, con características individuales, que se transfieren al agua en el momento de preparación de la esencia y que al tomarlas resuenan en el campo energético de las personas, de una manera que ayudan a armonizar y restablecer nuestro equilibrio emocional.

 Yo suelo decir que las flores ni ponen ni quitan. No son dueñas de ninguna emoción. No tiene esa capacidad, pero sí, la de resonar con lo que hay. Por eso no siempre nos dan lo que queremos, sino lo que necesitamos.  Por ejemplo hay ocasiones en las necesitamos sentir la rabia, porque esa rabia ya está en nosotras y a través de las esencias podemos aceptarla, sentirla y hacerle un sitio.

Las esencias florales abordan los diferentes estados emocionales desde una mirada integradora, entendiendo que existen numerosos y particulares patrones emocionales en equilibrio y desequilibrio, y que la toma de las esencias florales permite armonizarlos, de manera que se producen mejoras en la salud a todos los niveles: mental, físico, emocional y espiritual. 

Estos remedios nos aportan sinceridad, claridad, coherencia, autenticidad y en última instancia, libertad, porque tratan cuestiones de la personalidad.

Las esencias florales son naturales y totalmente seguras. Actúan en todos los seres vivos, y se pueden beneficiar de ellas, todas las personas adultas, las mujeres embarazadas, l@s bebés, niñas y niños, los animales y también las plantas.

Es importante destacar que No poseen contraindicaciones, no existe riesgo de sobredosis, no tienen efectos secundarios y no conllevan ningún tipo de adicción. Además son compatibles con otros tratamientos, alternativos y alopáticos a los que en ningún caso sustituyen, aunque pueden trabajar de una manera complementaria.

Las propiedades de la terapia floral fueron descritas y realizadas por la Organización Mundial de la Salud, en un informe de 1983.

Las Flores de Bach

Fueron descubiertas por un prestigioso médico, bacteriólogo y homeópata inglés, llamado Edward Bach en la década de los años 30.

Al doctor Bach, se le atribuye el origen de la terapia floral, al crear una terapia vibracional que ayuda a equilibrar las emociones de la persona, con un sistema de tratamiento natural, compuesto por 38 preparados, obtenidos de las flores óptimas de varias plantas y árboles silvestres.

Se le considera un sistema terapéutico completo y holístico, ya que es capaz de integrar en sus esencias las estructuras de la personalidad y el carácter, los estados mentales y las emociones básicas del ser humano, de manera que facilitan trabajar con las personas, cuestiones capitales como puede ser el conocer “quien soy y cómo soy.”

Hay muchos conceptos fundamentales en la filosofía del sistema Bach, por ejemplo, el concepto de enfermedad es muy interesante desde la visión Bachiana, porque le otorga un valor en sí mismo.

La enfermedad dice, no es un mal a extinguir sino un beneficio a comprender. Propone que lo miremos con curiosidad, para indagar qué hay más allá del síntoma físico, mental o emocional. Y que todo proceso de enfermedad, es parte de un camino a recorrer por las personas, y cuanto más conscientes lo podamos hacer más respuestas y conocimientos propios encontraremos.

 

En esto colaboran las esencias florales, ya que la toma de la esencia aporta el desarrollo de la virtud contraria al defecto o error que queremos trabajar y gestionar.

Esto quiere decir por ejemplo, que ante situaciones de miedo, donde el bloqueo puede ser un defecto que nos impida avanzar, la toma de la esencia específica, nos aporta el valor y la determinación para atravesar aquello que tememos.

Estos sistemas florales nos conectan con lo que somos, todos nos ayudan a tomar conciencia de nuestro propio ser y nos acompañan en el cambio, equilibrando estados emocionales que por diversos motivos hemos ido «colocando» como capas protectoras, adaptativas, sobre nuestra propia esencia individual.

Otros sistemas de Esencias Florales

Tras el descubrimiento del Sistema Floral de Bach, continuaron investigándose y creándose muchos y diferentes sistemas de nuevas esencias, denominadas de segunda generación, que tienen en común con el sistema Bachiano, trabajar para el equilibrio emocional.

Tras mi formación en el Sistema Bach, continué con otros sistemas florales que cuentan con un amplio respaldo en el ámbito de la terapia floral, y que por su seriedad, profundidad y bagaje experiencial tienen muy bien definidos los órdenes de actuación de sus remedios.

Personalmente manejo: El Sistema FES-California, El “Range of Light” y el Sistema de Bush Australia, todos son sistemas de 2ª generación, excepto el Sistema de Orquídeas del Amazonas, que en este caso pertenece a las esencias de 3ª generación, por estar enfocado al desarrollo transpersonal.


CONTACTA CONMIGO

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable »  Josune Cobos Salinas
Finalidad » responder a tu consulta.
Legitimación » tu consentimiento 
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active campaign (proveedor de email marketing de Tantoka fuera de la UE en EEUU.  Está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield >> (https://help.activecampaign.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva).
Derechos » por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.